Inicio » Blog de viajes » Viaje a Croacia
18 de
agosto
2009
.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas [1 votos | media de 5,00 sobre 5]
votar         votar         

Día 7 de viaje

Nos despertamos sanos y salvos, sin bichos.

Cogemos el ferry:

Supetar (Brac) – Split
Split – Stari Grad (Hvar)

Haciendo tiempo en el puerto de Split, vemos como rescatan un coche que he estado haciendo submarinismo la noche anterior.

Una vez en Stari Grad hay que acercarse hasta Hvar pues allí tenemos el alojamiento. Como no lo encontramos, nos viene a buscar un señor motorizado que nos guía.

House Kokolo: apartamento, con baño y cocina.

Advertimos al casero que al día siguiente nos iremos muy pronto y él nos dice que se levanta muy temprano. Bueno, él verá… se queda con nuestros DNI, que nos devolverá cuando nos vayamos.

Nos vamos a la playa, una calita cerca al apartamento, 15 minutos en coche. Aparcamos y nos encontramos con un grupo de españoles, una chica y dos chicos.

Se le ha quedado el coche atrapado en la subida de la playa y no pueden moverlo. Están llamando a la compañía pero no saben mucho inglés así que nos piden que les ayudemos. Xavi les hace de intérprete y estamos un rato con ellos. Vemos donde tienen el coche atrapado, un camino de grandes piedras calizas. ¿Cómo se han metido ahí? Nos explican que tienen el seguro a todo riesgo, dicen que en España ya han tenido varios siniestro total. Menudas joyas! Después de una hora les dejamos allí esperando la grúa y bajamos a pie. Un coche de italianos sube por el mismo sendero, ellos le sacan el coche, rascando todo el bajo.

La cala es bonita pero está un poco sucia. Estamos acalorados después de estar al sol más de una hora hablando y queremos bañarnos ya.

Una vez dentro tenemos nuestra última sorpresa del día, un hámster en el agua!!! Su dueño, un niño, le ha fabricado un barco de porespan. El hámster, que se olía algo raro, decidió que era mejor nadar que hundirse con el barco. No sé si huía del barco o del niño.

En las playas croatas además del ruido de las olas hay otro muy agradable: las playas no son de arena sino de piedras con cantos redondeados, y el agua las va arrastrando haciendo ruido al moverse, es muy relajante.

Hvar, Croacia

Hvar, Croacia

La ciudad de Hvar desprende un olor muy agradable a lavanda. Exquisitos barcos atracados en el puerto compiten por cual es el más lujoso. Gente guapa y boutiques de moda. Callejeamos un rato, compramos un collar de cuerda con motivos marineros y Xavi una barquita de cerámica que descansa bajo la tele de nuestro salón. Encontramos un sitio para comer de los muchos que tiene la ciudad, todo un acierto. A la vuelta nos damos cuenta que el camino al apartamento esta oscurísimo.

votar         votar         
Categoría: Diario de viaje Croacia | Tags: , , , , , , ,

¿Te ha gustado este post? ¿Quieres recibir en tu email los nuevos artículos?
Suscríbete insertando tu email aquí:   


2 comentarios

  • tienenojos.com | 20 . 11 . 2012

    Síiiiii! Además, creo recordar que en los restaurantes incluso te ponen una silla para tu bolso.

  • Marta A. | 19 . 11 . 2012

    Ay sí sí, tendré que volver para conocer Hvar!!!


Artículos relacionados:



Ad-Free Blog Licencia de Creative Commons
Bajo Licencia Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License de Creative Commons