5 de
agosto
2010

Gwalior

Diario de viaje India del Norte

Hoy es nuestro último día en Gwalior. Nos han sobrado dos, pero bueno, nuestra intención inicial era pasar una noche en Orchha pero finalmente cambiamos el itinerario y no dormir allí y sí dos noches en Gwalior.

Decidimos ir a ver la Tumba de Tansen. Nos parece muy caro lo que nos piden por llevarnos y, como tenemos todo el día, decidimos ir andando. Llegamos después de una hora y media andando, atravesando barrios muy sucios y algo que parece una cárcel, pero al final llegamos.

Una vez allí, decidimos descansar un rato en el césped. Un niño se pone a nuestro lado, lleva rato siguiéndonos, pero no habla.

Tansen's Tomb, Gwalior

Tansen's Tomb, Gwalior

Leer el artículo completo »

4 de
agosto
2010

Gwalior

Diario de viaje India del Norte

Amanecemos temprano deseando que este día sea mejor que el anterior. Cogemos un auto   hasta el fuerte (30rs) y allí negociamos un tour en coche (350 rs) por todo el fuerte: 100 rs la entrada.

La fortaleza de Gwalior aún conserva algunos azulejos color turquesa, por fuera es muy bonita y grande, pero por dentro la parte que vemos es pequeña ya que han cerrado la parte de arriba provisionalmente. Se pueden visitar los sótanos con una linterna, pero realmente está muy oscuro y hay muchos murciélagos, nosotros no nos animamos.

Man Mandir Palace, Gwalior

Man Mandir Palace, Gwalior

Leer el artículo completo »

3 de
agosto
2010

Gwalior

Diario de viaje India del Norte

Cuando llegamos a Gwalior, el taxi nos deja en un hotel diciéndonos que es la zona céntrica. Le pagamos y nos pide una propina sin éxito. Entramos al primer hotel que vemos y, a parte de ser carísimo, nos dice que está a 20 minutos del centro. Al salir, el cara rota sigue allí y Tensi le increpa pero él pasa de todo pues ya ha cobrado.

Caminamos con las mochilas en la espalda en busca de un hotel que se adapte más a nuestro perfil. Hacemos un par de intentos en hoteles muy sucios y comprobamos el gran acoso de los auto rickshaw: nos seguían tres durante mucho rato, y les daba igual que les dijéramos que no, ellos seguían. Ni gritándoles se daban por vencidos. Una furgoneta acudió a nuestro “rescate” con 4 personas dentro, parando junto a nosotros y abriendo la parte de atrás ofreciéndonos entrar… Alucinante, ¿creían en serio que íbamos a entrar? Nuestra cara es un cromo.

No encontramos ningún hotel en condiciones y Tensi se derrumba y echa a llorar, lo que hace que los auto rickshaw se aparten un metro y dejen de insistir durante unos segundos.

Leer el artículo completo »

Ad-Free Blog Licencia de Creative Commons
Bajo Licencia Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License de Creative Commons