Inicio » Blog de viajes » Viaje a Vietnam
17 de
junio
2012
.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas [0 votos] Vota este artículo!
votar         votar         

Día 12 de viaje
Martes 9 de agosto de 2011

Menudo autobús… qué calor! Hace una parada a mitad de camino y ladra un –Lunch!– a las 11… ¿A quién pretenden engañar? Ellos no comen a las 11. Lo que quiere es que consumamos nosotros. Sacamos de nuestra bolsa unas galletas que compartimos con una señora vietnamita. Nos encanta la cara de felicidad que pone. Tras esta parada de 30 minutos retomamos la marcha.

Al llegar a Hoi An (Hội An) resulta que nos dejan a 2km del centro, dentro de un hotel, donde solo se puede salir por la entrada ya que cierran la puerta trasera por donde ha entrado el bus… Grrrr, siempre igual. Pretenden que hagamos check-in en ese mismo hotel.

Pues nada, a caminar. El sol hace que el peso de la mochila se multiplique por dos o por diez, ¡no nos digáis que no! Y las calles en un mapa son tan pequeñas que te dan falsas esperanzas.

30 minutos más tarde llegamos a la civilización. Entonces ¿qué pasa? que cuando estás cansado, sudado y hambriento, entonces todos los hoteles son caros… qué digo caros: caríiiiisimos. Después de dar vueltas como peonzas encontramos uno apañado por 250.000 VND la noche.

Buscamos un sitio donde comer. Hoi An es una ciudad bonita con un casco antiguo que, afortunadamente, ha permanecido intacto pero que está repleta de comercios, restaurantes occidentales, tiendas de ropa a medida, recuerdos, y los típicos farolillos chinos de tela que venden por aquí… todo orientado al turista.

Puesto de comida callejera Hoi An, Vietnam

Puesto de comida callejera Hoi An, Vietnam

Conseguimos comer en un puesto callejero algo de comida local sentados en sus banquitos de plástico que apenas te alejan del suelo. Nos encantan estos momentos en los que el desconocimiento de una lengua te lleva a comer cosas que no sabes qué son y que miren, expectantes, tu cara para ver si te gusta o no, para luego sonreir y analizarte. No sabemos qué era, se parecía a una pasta dulce con carne picada y algo de coco, y una especie de pinchitos de pollo envueltos en unas hojas blancas, todo muy rico.

Con el estómago lleno y más calma volvemos a las callejuelas de Hoi An. Resulta un alivio lo fácil que es perderse por calles menos concurridas y estrechas donde la gente local sigue haciendo su vida normal en la calle para regocijo de nuestros ojos.

Callejones en Hoi An, Vietnam

Callejones en Hoi An, Vietnam

Niños en Hoi An, Vietnam

Niños en Hoi An, Vietnam

Ropa tendida en Hoi An, Vietnam

Ropa tendida en Hoi An, Vietnam

Amarillo Hoi An, Vietnam

Amarillo Hoi An

Uno de los rincones más conocidos de la ciudad es el puente cubierto japonés de Hoi An (chùa cầu), un puente pequeño que antiguamente conectaba el pueblo con el barrio chino. El puente, sobre el río Thu Bon, es pequeño pero sus pilares son grandes y de piedra. Antiguamente se decía que allí vivía una extraña criatura llamada Cu que, cuando se movía, provocaba el caos en el país. Con la cola en Japón, el cuerpo en Vietnam y la cabeza en India, la parte más debilitada del monstruo estaba justo donde ahora está el puente. Así terminaron con él. Los vecinos de la zona se sintieron mal y en su honor levantaron un pequeño templo en el mismo puente.

El puente cubierto japonés de Hoi An, Vietnam

El puente cubierto japonés de Hoi An

Farolillos en Hoi An, Vietnam

Farolillos en Hoi An

Al otro lado del río Thu Bon de Hoi An, Vietnam

Al otro lado del río Thu Bon de Hoi An

Calles de Hoi An, Vietnam

Calles de Hoi An, Vietnam

Por la noche, me dan un masaje de pies y piernas mientras Xavi muy paciente espera abajo. Cenamos en un garito de una señora muy simpática que pasará a ser nuestra mamá adoptiva en Hoi An. Nos cocina unos ricos y crujientes crispy noodles, unos con pollo y otros con sea food, acompañados de unos rollitos de sea food, una cerveza Tiger vietnamita y un agua. Todo de rechupete.

Gastos
1 noche en habitación doble del Orien Hotel = 250.000 VND { 8,45 € }
1 lata de cerveza Tiger del hotel = 20.000 VND { 0,68 € }
2 aguas = 20.000 VND { 0,68 € }
Comida puesto callejero (pinchitos + dulces carne picada con coco) = 25.000 VND { 0,84 € }
Masaje de pies de media hora en salón Aly = 100.000 VND { 3,38 € }
Cena para dos (Crispy noodles, rollitos, cerveza y agua) = 125.000 VND { 4,22 € }
2 gafas de sol = 80.000 VND { 2,70 € }

votar         votar         
Categoría: Diario de viaje Vietnam | Tags: , , , , , , , ,

¿Te ha gustado este post? ¿Quieres recibir en tu email los nuevos artículos?
Suscríbete insertando tu email aquí:   


5 comentarios

  • graciana sansone | 7 . 12 . 2012

    Todo orientado al turista,esto lo pones tú.
    me gustaría saber que eres cuando viajas por el mundo ,sin ser residente en es sitio. Pues Turista , asumirlo cuesta pero es lo que eres.Asi que parar un poquito de creerse el descubridor del mundo .Por favor!!!!!!

    • tienenojos.com | 10 . 12 . 2012

      Interpretas las palabras según tu conveniencia. Nosotros en ningún momento dijimos que no fuéramos turistas y mucho menos nos creemos descubridores de nada.
      El blog es personal y damos nuestra opinión, nadie te obliga a leerlo ni a estar de acuerdo con nuestro punto de vista.

      Un saludo

    • Francesc | 30 . 12 . 2012

      Una cosa es viajar y otra hacer turismo.
      A buen entendedor pocas palabras bastan.

  • Ahoratocaviajar | 18 . 06 . 2012

    Vemos que vale la pena que carguéis con todo el material de fotografía! Muy buenas las fotos! Y el texto super divertido. Vuestro blog es la referencia para cuando viajemos por esas tierras!

    • tienenojos.com | 18 . 06 . 2012

      Gracias chicos!! No esperábamos menos ehh! jajaja!

      Un abrazote.


Artículos relacionados:



Ad-Free Blog Licencia de Creative Commons
Bajo Licencia Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License de Creative Commons