Inicio » Blog de viajes » Viaje a Indonesia
2 de
enero
2013
.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas [2 votos | media de 5,00 sobre 5]
votar         votar         

Día 2 de viaje
Domingo 5 de agosto de 2012

Domingo, día del Señor. Aquí la vida espiritual es importante, cada uno lo lleva a su manera. Algunos bendicen la comida, otros no, pero todos van a la Iglesia los domingos con sus mejores galas, y se pueden escuchar los cantos desde cualquier rincón de Wamena.

Es una ciudad bastante nueva. La mayoría de las calles son anchas y eternas, sus aceras son como un tobogán: suben y bajan con una altura de unos 50cm. Pero no existen carteles, nada llama la atención, ningún punto de referencia y a veces orientarse es difícil. Todo es igual, casas pintadas de verdes y enormes iglesias por todas partes.

Camino a la Iglesia, Wamena (Papúa)

Camino a la Iglesia, Wamena (Papúa)

Buenos días Wamena (Papúa)

Buenos días Wamena

Hoy nos lo tomaremos con calma, tenemos que ir a la policía para que nos sellen el Surat Jalan. En Asia, todos los trámites de papeleo suelen alargarse mucho. Piensan que la calidad del servicio es mejor cuanto más tiempo pasen con el cliente y, a veces, nos desesperan sin saberlo.

Una vez localizado el aeropuerto de Wamena, entramos en la oficina que tiene allí el ejército. Nos metemos en un cuarto fresco y bien iluminado donde un chico joven está frente el ordenador y un hombre más mayor le acompaña en un banco de madera al lado. Cuando nos ven llegar, llaman al sheriff.

Ahí entra en escena un chico con aire chulesco que no tendrá más de 23 años. Viste ropa de imitación muy ceñida, nos mira con semblante serio y llama por teléfono a alguien. A los pocos minutos aparece otro hombre. Éste habla inglés y nos hace un interrogatorio, mientras los otros 3 hombres nos miran sin pestañear:

Poli: — ¿Cuándo llegásteis a Wamena?
Xavi: — Ayer.

— ¿Por qué no vinisteis antes a la policía?
— Estaba cerrado.

— ¿En que hotel os alojáis?
— En ninguno, en casa de una amiga.

— ¿Cómo?
— En casa de una amiga.

— ¿Haréis un trekking?
— Sí.

— ¿Por dónde? ¿Quién es vuestro guía?
— La ruta más o menos es por Ugem y hasta Hitugi. No tenemos guía.

— Nosotros os llamamos a un guía.
— No. No hace falta, no queremos guía.

— ¿No guía?
— No. No guía, gracias.

Risas, risas y más risas, seguidas de más y más risas. Nuestras caras os las podéis imaginar. Y entonces llaman a un guía… Grrrrr! El guía entra con su cantinela que se la sabe de memoria:

— Es que comunicarse con las tribus llevando un guía es más fácil, el camino es muy difícil, las mochilas pesan, la comida, el agua…— Así todo de carrerilla, porque es lo que pasa cuando repites una y otra vez lo mismo.

— No, terima kasih (gracias).

Un poco enfadados, se quedan una copia de nuestro Surat Jalan y nos dicen que tenemos que ir a la policía, que ellos no nos lo pueden hacer.

Como la policía está cerrada, hacemos tiempo y compramos lo necesario para hacer la cena que compartiremos esta noche con Ravita y Moria: patatas, cebollas, huevos y tomates.

Mercado callejero en Wamena, Papúa

Mercado callejero en Wamena, Papúa

Cuando llegamos a casa, nos están esperando una pareja de húngaros que hacen CouchSurfing en casa de Theodora, una amiga de Ravita. Tienen pensado hacer un trekking pero después del Festival de Wamena. Nosotros no tenemos tanto tiempo así que no podemos coincidir con ellos. Lo que más nos sorprende de todo es que pretenden hacer el trekking sin agua y sin comida. Dicen que la comprarán por el camino… no sé donde piensan comprar el agua.

Segundo intento de sellar el Surat Jalan: esta vez nos acompaña Ravita, así suponemos que será mucho mas fácil. Al llegar a la policía de Wamena, nos sorprende que su recinto es enorme. Aquí, todos los edificios del estado son gigantes. No está el chico que tramita el Surat Jalan así que lo tienen que llamar. Después de unos minutos aparece y ningún problema, en apenas 5 minutos tenemos permiso para visitar la zona de Baliem Valley, sin ninguna pregunta. Es lo bueno de moverse con una persona de la zona.

Acompañamos a Ravita a una de sus clases particulares de inglés para ayudarla y porque tanto a ella como a nosotros nos hace ilusión. Pero los niños son tan tímidos que no quieren salir a vernos… Una pena!!! Así que dejamos que ella haga su trabajo y matamos el tiempo en el cyber de un japonés llamado Fuji afincado en Wamena: conexión a Internet lentísima y un lugar apestoso.

Una vez en casa, nos ponemos manos a la obra con la cena. Preparamos una tortilla de patatas y un plato con el jamón ibérico y el queso manchego que llevamos envasado desde España, una cena typical spanish! Ravita nos toca un poco la guitarra antes de preparar la mochila para el trekking que comenzaremos mañana… Qué ganas!

Noche española en Wamena con Ravita y Moria

Noche española en Wamena con Ravita y Moria

Gastos
25 minutos de Internet en el cyber de Fuji = 6.000 IDR { 0,51 € }
Compra en mercado callejero (patatas, cebollas, huevos y tomate) = 35.000 IDR { 2,99 € }

 

votar         votar         
Categoría: Diario de viaje Indonesia | Tags: , , , , , , , , ,

¿Te ha gustado este post? ¿Quieres recibir en tu email los nuevos artículos?
Suscríbete insertando tu email aquí:   


Comentarios cerrados.


Artículos relacionados:



Ad-Free Blog Licencia de Creative Commons
Bajo Licencia Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License de Creative Commons